«Ahora me siento fuerte y camino a diario»